La Audiencia Provincial de Oviedo declara que Bankia actua con temeridad.

La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Oviedo, en reciente sentencia de 1 de  octubre de 2015, declara temerario el recurso de apelación formulado por Bankia y le impone las costas por dicha temeridad.

La actitud de Bankia se considera temeraria por la “claridad de la sentencia de primer grado y de las resoluciones ya dictadas en el mismo sentido”  por la propia Audiencia Provincial de Oviedo.

La sentencia resuelve un recurso formulado por la entidad bancaria frente a una sentencia del Juzgado de Primera Instancia  número cuatro de los de Oviedo, que estimaba la demanda formulada frente a Bankia, y en la que se declaró la nulidad de las órdenes de compra de acciones, con obligacione de restitución al demandante del dinero invertido junto con sus intereses.

La entidad bancaria formuló recurso de apelación por los motivos que viene esgrimiendo en la práctica totalidad de sus oposiciones y recursos; existencia de prejudicialidad penal, error en la valoración de la prueba en general y del informe emitido por los peritos del Banco de España en General, la doctrina del hecho notorio y la inexistencia de error en el consentimiento.

Según expone la Audiencia Provincial de Oviedo bastaría con remitirse a los razonamientos expuestos en sus sentencias de 23 de marzo y 11 de mayo de la Sección Quinta , o las de 8 y 22 de julio del mismo año 2015 de la Sección Cuarta para rechazar el recurso, pues entiende que todas las cuestiones planteadas han merecido ya cumplida y detallada respuesta en la misma línea que en la sentencia recurrida, que entiende que analiza con acierto la misma problemática, sin que nada nuevo se alegue en el caso particular que se enjuicia y que lo diferencie de los restantes.